Vacaciones necesarias… a dos minutos de volverme loco.

A raíz de la pandemia, muchos han pasado días, meses e incluso la jornada completa en aislamiento; encerrados en casa. En mi caso, el home office no fue una opción ni remotamente posible. Por el tipo de giro de la empresa en la cual soy empleado, no fue posible realizar trabajo de manera remota y nuestros principales clientes son considerados como esenciales. O sea, no solo se aumentó el trabajo, sino que había que realizarlo con los problemas y limitantes que implica en sí la cuarentena.

El problema es que desde que inició esto, no he podido tomar vacaciones y estoy literalmente a dos minutos de entrar en shock. Necesito desconectarme y sentirme lejos de la oficina al menos unos cuatro días como mínimo.

Actualmente la situación de la pandemia en México ha dado la oportunidad de poder viajar nuevamente a los destinos turísticos dentro del país. Ya hay más apertura y es un poco más sencillo y sin tantas restricciones. Sé que el problema y el riesgo de salud es latente y aun no me siento 100% seguro de salir a vacacionar; sin embargo, igual siento que debo tomar un respiro y sentir que tengo un descanso y un viaje me ayudaría muchísimo en ello (literalmente siento que lo necesito).

Aunque ya había salido por pequeños periodos o fines de semana a algunos destinos turísticos aun en tiempo de pandemia, este sería como tal el primer viaje turístico de varios dias que haré en este periodo de cuarentena; como ya lo dije, aunque hay riesgo, seguiré los protocolos.

Aun no tengo el permiso en el trabajo, pero bien dice que más vale pedir perdon que permiso. Avisaré cuando la fecha este un poco más cercana, por lo pronto iré reservando y comprando el transporte. Playita ahi te voy!

Déjame un comentario.