Tiramisú sin azúcar, sin gluten, sin culpas

Creo que una de las cosas que más he disfrutado en esta dieta #Keto ha sido comer, no solo comer saludable, sino disfrutar verdaderamente la comida de la dieta, las cantidades y el ver que aun a pesar de disfrutar la comida sin ningún impedimento, mi sobrepeso comienza a desaparecer y mi ropa comienza a quedar bien, luego floja, luego me doy cuenta de que necesito una nueva talla, una más chica por supuesto.


Este año y cachito que he estado experimentando con la dieta Keto, me ha dado no solo el beneficio de perder peso, sino que; he llegado por fin a mi peso ideal (algo que nunca había logrado) y ahora estoy manteniendo ese peso y no he tenido rebotes (algo que nunca me hubiera imaginado lograr).


Esto sin duda se debe a que la dieta Keto es bastante sostenible, ¿A qué me refiero con esto? quiere decir que cuando comienzas a hacer la dieta Keto, lo comienzas como una dieta más, como un régimen más, es cierto que al inicio se sufre un poco, y que en ocasiones quieres salir corriendo y correr como loco para comprar un pedazo de pan, la verdad es que esa ansiedad pasa después de algunos días, simplemente hay que tener el valor suficiente para soportar esos días.


Una vez que tu cuerpo está totalmente en paz con el estado de cetosis, fluyes libremente como pez en el agua, en este nuevo estado que tu cuerpo está experimentando … “La cetosis”. Este estado de “Cetosis” para los que hacemos dieta keto es nuestro objetivo diario, nuestro anhelado estado de paz… es ahí donde comienza la magia.


La cetosis es donde podemos ver, sentir y experimentar como nuestro cuerpo comienza a actuar diferente, comienzas a perder peso, esas crisis por azúcar y harina desaparecen, tu cuerpo tiene energía todo el tiempo y (aunque creas que estoy loco) pierdes peso incluso cuando estas cómodamente dormido en tu cama o viendo televisión.


Simplemente no puedes creer que estabas acostumbrado a vivir con pesadez en el estómago, con hambre todo el tiempo, había aprendido a vivir con una dependencia enfermiza a los carbohidratos, al azúcar, a las cosas extremadamente dulces. Además, la comida es bastante sabrosa, las porciones son más que generosas y lo mejor de todo es que no tienes que vivir presa de contar calorías. En fin, podría escribir un post kilométrico tratando de explicarte lo bien que me siento y el por qué quiero seguir a dieta todo el tiempo.


Muchos me dicen que como puedo “vivir a dieta todo el tiempo” la verdad es que yo ya dejé de verlo como dieta desde hace varios meses atrás. Ahora lo veo como mi estilo de vida, me da mucha alegría que poco a poco más personas están conociendo este tipo de vida y muchas empresas están comenzando a apostar por los ingredientes que son de bajo índice glucémico. Esto ha dado oportunidad que en mercado se llene de algunos muy buenos productos Keto Friendly (aunque también hay demasiado farsantes).
Mi punto es que, aunque no podamos comer ciertas cosas que amamos, la verdad es que siempre hay la manera de hacer cosas alternativas, para no romper nuestra dieta el estilo de vida que hemos decidido tener, y también poder disfrutar de vez en cuando de un rico postre.


Este fin de semana hice un Tiramisú, obviamente cambiando algunos ingredientes por ingredientes “Keto friendly”. El objetivo era poder disfrutar de uno de mis postres favoritos sin echar todo mi esfuerzo por la borda.
¿Quieres ver como queda mi Tiramisú? mira este video

En mi Blog de La Dieta Keto, he puesto la receta completa de este postre italiano que simplemente te va a encantar.

Déjame un comentario.