Colombia ha sido sin duda uno de los destinos de viaje que más me ha enamorado. No solo porque era un destino que tenía en mi lista desde hace muchos años, sino por su comida, la gente, sus lugares bellos… y una lista de muchos etcéteras.

Ya hace más de medio año que visité este país y créeme que tengo muchas ganas de regresar. Llevar a mi familia y conocer alguna otra ciudad dentro del país. Cali o Medellín por supuesto.

Algo que me encantó al visitar Colombia fue su comida. Está deliciosa, es variada y me hizo falta estómago para poder seguir y seguir y seguir comiendo durante el día. La verdad es que subí algo de peso al visitar Colombia pero valió COMPLETAMENTE la pena.

Mucha de la comida que probé fue su comida callejera por ejemplo los buñuelos, las almojábanas, las empanadas, la mazorca, ufff…. ya se me hizo agua la boca.

Otro de los platillos que me enamoraron fue el Ajiaco, este platillo lo conocí primero en «Hornitos Reservado» en la zona donde me hospedé en Bogotá, Chicó. También lo probé en la puerta falsa, el restaurante más antiguo de Bogotá.

Y estos por mencionar algunos de los platillos típicos que pude disfrutar en esa visita a Colombio. El fin de semana pasado me di a la tarea de buscar algún restaurante Colombiano en mi ciudad.

Aquí en Guadalajara encontré «La Parcerita Guadalajara» es un restaurante de comida típica Colombiana que se encuentra a unos pasos de la Avenida Chapultepec y a dos cuadras aproximadamente de la Glorieta de Las y Los desaparecidos (También conocida Glorieta de los niños Héroes).

La verdad que fue toda una experiencia. Pude sentirme de regreso en Colombia, me pedí una Arepa de Carne desmechada y no me pude resistir a comer de nuevo el maravilloso Ajiaco. Ese caldo que se siente como comida de mama, es totalmente reconfortante el comerlo y disfrutarlo.

Además por si fuera poco lo bueno que está la comida, la atención al cliente en «La Parcerita Guadalajara» es buenísima! Claro que voy a regresar…. muchas veces!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: