Entre cambio de casa, instalación de servicio, cotizaciones y muchos contagios cercanos, no voy a negarlo, si he sentido que se me ponen los nervios de punta. Pero todo es necesario, hay muchos cambios y hay que afrontar que no es cómodo y que va a llevar tiempo, al menos el primer paso ya se dio.

Dos años cuidándonos, siempre precavidos y cuidando siempre llevar mascarilla, gel sanitizante y guardando la distancia todo el tiempo. Básicamente así se resume el día a día a partir de ahora. Mucho más hablando de la última mutación de covid que es mucho más contagiosa.

Recientemente tuve un contacto directo con alguien que resulto positivo a Covid, la verdad no dude en aislarme y hacerme la prueba PCR (ya perdí la cuenta entre pruebas PCR y Antígeno) por si las dudas. Resultó negativa para mi fortuna.

En casa ya hay un contagiado y me preocupa mucho mi Mamá quien tiene contacto directo con él, por suerte ella ya con esquema completo de vacunación y en unos días se pone la dosis de refuerzo, aun así… el peligro está. Y la guardia no se baja por nada.

Escuché hace poco que aunque los picos de contagios son los más altos hasta ahora, la realidad que muchos de los afectados (obviamente los que tienen esquema completo de vacunación) no la están pasando tan mal, solo en el peor de los casos requieren hospitalización.

Decían en algunas entrevistas a doctores, que todo parece indicar que pronto estaríamos tocando con mutaciones menos agresivas, aunque de más fácil contagio; esto porque posiblemente estemos casi al final de esta pandemia, donde por fin pasará a ser un virus catarral.

De verdad quiero que lleguemos a estar un poco más tranquilos todos, definitivo, seguir cuidándonos responsablemente, vacunándonos y vivir la vida con responsabilidad. Pero sin gente enferma de gravedad, muriendo y perdiendo familiares. OJALÁ todo pronto sea más leve.

El proceso de cambio de casa va viento en popa, la verdad que es todo un ROLLO, el preparar una casa, el tener todo listo para hacer el cambio. Muchas cosas pendientes por instalar, muchos proveedores y sobre todo mucho dinero gastado, ¡Ya no veo la puerta!

Espero que pronto todo se normalice, en todos los aspectos y sea un poco menos estresante el día a día. No cabe duda que 2022 ha comenzado con TODO, se ve un buen año el cual viene con muchas bendiciones… ya lo sé, soy muy optimista, pero de verdad ya hacen falta tiempos mejores!

Espero que su año comenzara de la mejor manera y por favor cuídense mucho!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: